Ella Fitzgerald sigue cantando distinto cada día

En un cajón oscuro, etiquetado con cinta scotch amarillenta, unas cintas de audio. En las cintas de audio canta ella, Ella. Los descubridores del tesoro no pueden salir de su asombro. Se trata de la mítica presentación de Ella Fitzgerald en Berlín en 1962. Acá cabe una aclaración: todas las presentaciones de Ella eran míticas.

Ella cantaba diferente cada noche. Para la tercera o cuarta canción, conocía perfectamente al público.

Gregg Field uno de los autores del hallazgo y ademas baterista de Ella en los ´80.

Según Grammy.com , la grabación olvidada de Fitzgerald, apodada ‘Lost Berlin Tapes’, fue descubierta por dos veteranos de la industria musical:  el ya mencionado baterista y productor Gregg Field, y Ken Druker, vicepresidente de catálogo de Verve Records. Abajo te dejamos enlaces para que conozcás más. Pero vamos a lo que importa. Las grabaciones fueron remasterizadas de manera impecable, y fueron publicadas como ya dijimos como Ella Fitzgerald, las cintas perdidas de Berlín. Están en  en Spotify, y en varias plataformas más.

En youtube, Vevo publicó estos tres hermosos videoclips. Y para eso es la nota, para que escuches y veas y te regocijes.

Ella se pone navideña
Dándole una chance al amor
Mack the Knife – K. Weill & B. Brecht

Y acá te dejo la mejor demostración de aquello de que “Ella no cantaba dos veces la misma canción igual” de que cada show en vivo era mítico. Dos años antes, Ella habia actuado en Berlín por primera vez. Por suerte las grabaciones no se perdieron y ella ganó 3 Grammy por ese disco Ella in Berlin . Esa noche, quiso homenajear a Alemania cantando “Mack the Knife” la inmortal cancion de Kurt Weill con letra de Bertoldt Brecht perteneciente a la ópera de dos centavos. Canción que se había convertido por derecho propio en un standard del jazz a través de versiones como la Louis Armstrong y Bobby Darin. Casi apenas comenzada la interpretación Fitzgerald olvida la letra, se le mezclan las versiones de Armstrong y Daring, y apela a su increíble registro, a su enorme talento y construye una versión inolvidable. Imita voces, cita decenas de otras canciones, se divierte, pide disculpas, arenga a la audiencia, se corona (ya estaba coronada) como reina. El video está comentado y subtitulado en inglés, pero seguro que lo vas a entender, o intuir. Que el arte y el jazz son eso.

 

  • Director y productor de cine y TV. Con Barbaria está volviendo al viejo oficio de la escritura.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio