Ravioles chinos, todo un viaje

Una de comida, de familias y de amor

The Coin es un corto en stop motion que habla del poder de las tradiciones culinarias.

Su realizadora, Siqi Song, cuenta la historia de un personaje de peluche que prepara unas pastas rellenas (una receta milenaria) para celebrar el Año Nuevo chino. La escena de la receta es uno de los pocos momentos del corto hablados (en inglés), pero está tan bien filmada que te vas a sentir capaz de cocinarlas vos mismo. 

En uno de los “ravioles” (o “miniempanadas), rellenos de carne de cerdo, se esconde una moneda de plata, y según la tradición “a quien le toque tendrá un año bendito por delante”. La animación sigue a la niña a medida que crece y se va de casa a Los Ángeles, donde pierde su preciada colección de monedas y busca desesperadamente una nueva. Es una road movie gastronómica con el personaje acosado por cosas como esta:

Busca la moneda en los merenderos de comida rápida de su país de adopción y no las encuentra. El final es sabio, es chino, es conmovedor.

Song comparte tomas detrás de escena en Instagram , además de videos sobre el rodaje y otras animaciones completas en Vimeo. The Coin también tiene una cuenta dedicada donde comparte actualizaciones sobre sus premios.

Post scriptum: recuerdo que mi abuela, Tomasa Cañete, amasando junto a un montón de viejas amigas empanadas con fines solidarios o benéficos. Pero las viejas no podían evitar rellenar una de los centenares (literalmente) de empanadas con un bollito de papel o algodón. No sé qué es mejor o peor: festejar la posibilidad de un “año bendito” con un diente roto por una moneda, o reírse junto a quienes nos rodean por haber masticado el relleno burlón pero inofensivo.

 

  • Director y productor de cine y TV. Con Barbaria está volviendo al viejo oficio de la escritura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio