barVarias Xlll

Esta nota, en la que no voy a ser objetivo, debería haber salido el viernes pasado, es decir el viernes 13. Sobre el tema se puede leer lo siguiente en Wikipedia:

La triscaidecafobia (del griego τρεισκαιδέκα, treiskaideka: ‘trece’, derivado de τρεῖς, treîs: ‘tres’, καὶ, kai: ‘y’, y δέκα, deka: ‘diez’; junto con φοβία, fobía, de φόβος, fobos: ‘miedo’, ‘temor’) es el miedo irracional al número 13. Se considera normalmente una superstición. La fobia específica al viernes 13 se llama parascevedecatriafobia (la Parasceve es la preparación de la Pascua), collafobia, o bien, friggatriscaidecafobia (la palabra Friday, ‘viernes’ en inglés, procede del nombre de la diosa vikinga Frigga). El miedo al martes 13 se llama trezidavomartiofobia. 

En Argentina muchas personas le tienen miedo al número 13 y al martes 13. Con el número suelto no llegamos al extremo de los estadounidenses de pasar del piso 12 al 14, pero… por las dudas nos cuidamos,

El martes y el viernes son cuestiones culturales que te las dejamos a vos para que averigües.

Explicar las razones de estas fobias es tarea para científicos como Marciano Moreno. Nosotros hoy queremos invitarte a pensar sobre las supersticiones. Pensemos con Wonder:

“Superstition ain’t the way”: “La superstición no es el camino”. Pero claro, Stevie nació en el seno de la iglesia, y sigue siendo hoy un creyente convencido. Nosotros…

Nosotros, los dudosos, los agnósticos, los ateos, los religiosos confundidos, son (somos) todos supersticiosos.

Supertistes en Roma y en la Edad Media era lo que sobrevivía, lo que quedaba de cultos anteriores, supuestamente olvidados y perseguidos. Pero ¿quién me quita a mí el pensamiento de que la virgen encargada de los rituales dedicados a bona dea en Roma no miraba de reojo a la matrona que cruzaba los dedos por debajo de la túnica? Siempre habrá creencias, siempre habrá quien cruce los dedos.

Volviendo al tema de los dedos. Mirar las manos de Stevie Wonder, no en el video que linkeé sino en cualquiera que busques en youtube, invita a pensar en pactos con el demonio. Él, mientras aprendía, no veía cómo había que tocar el piano, así que sus manos se mueven de manera distinta a cualquier otro pianista. Cosa de mandinga, cruzo los dedos mientras Stevie derrama, licúa, florece los suyos sobre las teclas.

Pero estamos hablando del 13. A los 13 años un niño judío celebra su Bar Mitzvah, ceremonia que le concede el ingreso con a su comunidad. El 13 aquí es motivo de festejo…

En la fe de Zoroastro -a la que más o menos (mil años más, mil años menos) le debemos cosas como contar el tiempo de 12 en 12- el 13 era un número incómodo y maligno. Aún hoy, en Irán, personas que profesan el Islam salen de las ciudades los días 13 para evitar inconvenientes. No creen en Zoroastro, pero sobre todo el Sizdah Sea-dar, el primer día 13 de cada año por las dudas, respetan los ritos de una religión anterior. Superstite.

Por primo, por desprolijo, por ser en el occidente católico el fatídico número de comensales de la Cena, en general el 13 no nos gusta.

Las religiones no gustan del 13. Y entonces la cultura popular hace una fiesta de ello. En Inglaterra “una docena del diablo” o “una docena del panadero” es lo que en Argentina llamamos la yapa: 13 piezas al costo de 12; es decir, una docena de 13. Es cierto que el oficio de panadero implica fuegos y llamas; sin embargo, llamar a 13 piezas de pan o 13 facturas del diablo o del panadero, nos deja pensando.

La docena del diablo es entonces: 13 medialunas o 13 milonguitas. Aún hoy hay tiendas en Inglaterra que se promocionan ofreciendo este pacto con el demonio.

A veces 12 son 13 y a veces 13 son 12. Esto es Barvarias 13 y todavía no sé para dónde vamos.

El viernes 13 de octubre de 1307, mientras crepitaban las llamas de la hoguera donde lo iban a inmolar, Jacques de Molay, jefe de los caballeros templarios, lanzó una maldición al rey Felipe IV de Francia y al Papa Clemente V que lo habían puesto en tan ¿ardiente? situación. Ese día nefasto muchos templarios murieron en la hoguera, y Felipe y Clemente no llegaron a sobrevivir 2 años.

La asamblea del año XIII  de la naciente Argentina es, como todos los episodios de nuestra historia, un momento de negociación y compromisos, y es una fecha sobre la que todavía hoy se discute. ¿Nuestra patria nació en año de mala suerte? Se reunieron el 31/1/13 …

La mayoría de astrólogos de este país y del extranjero coinciden en que Argentina nació “bajo un signo malo”. Pero justamente -aunque no creemos en cartas astrales- Argentina puede engañar a cualquiera porque ¿nacimos el 25 de mayo, el 9 de julio o cuándo? Se esperaba que la asamblea del año 13 declarara la independencia y dictara una constitución. No se llegó a tanto (tal vez porque nadie quería comprometerse con el número fatídico, aunque la Asamblea perduró 2 años). Por otro lado, se declaró que todo niño nacido a partir de ese momento sería libre, aún si su madre era esclava; se quemaron en las plazas públicas los instrumentos de tortura; y se defendieron los derechos de los nativos americanos. En promedio el año 13 fue un año de suerte en estas tierras. Si bien habíamos nacido bajo un signo malo, lo seguimos engañando hasta el año 16 en que declaramos la independencia (aunque el litoral se había declarado independiente antes, con Artigas). Y aún hoy le seguimos escapando al signo malo, como creo que hacen todos los países y todas las personas del mundo.

Y retomemos el tema y la cábala: hablar del mal fario para escapar de él. Pasar bajo la escalera para evitar la mala suerte, tener un gato negro (y por las dudas cuando nos cruza decir “Martes hoy martes mañana martes toda la semana”), y sobre todo decir 13 a cada rato.

Si miro las estadísticas de Barbaria al momento de cerrar la nota, descubro que no escapé de la maldición del viernes.  ¿Visitas, comentarios, cantidad de entradas, todo suma o termina en 13.

El 13 está en todas partes, y tal vez sea hora de ir cerrando.

En el Tarot, y esto es un tema de Pablo Mensi, el 13 es la carta de la muerte. Lxs que tienen miedito le dicen a la carta 13 “la segadora”. Yo soy valiente y la pongo en la página, pero por las dudas te la muestro del derecho y del revés porque ya sabemos que significa distintas cosas.

13 años, además de la oportunidad de  festejar el Bar Mitzvah, es la edad de consentimiento sexual en muchos países. No en Argentina, como informa erróneamente Wikipedia. Alguien que corrija ese error ¡ya!

En español al 13 le asignamos su propio nombre. No se llama diecitrés. En alemán, inglés y otras lenguas el 13 pasa desapercibido en la numeración: Thirteen en inglés, Dreizehn en alemán. Pero ellos parece que le dan más entidad y le tienen más miedo. (insisto en la falta de piso 13 en edificios y de puertas 13 o embarques 13 en aeropuertos).

Hay una película famosa de Hollywood que se llama Viernes 13 y que tuvo millones de secuelas. La peli responde a varios géneros: slash, gore… Un señor hizo esta infografía:

Infografía que se queda corta porque hubo varias películas más después y seguro habrá otras más en marcha debido a la pandemia. Hasta llegar a: Viernes 13 XIII ¡el terror de la redundancia!

Estas franquicias lo que logran es banalizar la superstición, tal vez quitar miedos, no se sabe. Y nadie sabe adónde va esta nota. La nota XIII de Barvarias.

El autor de esta nota escribe su primer nombre, la inicial del segundo y su apellido con 13 letras.

El título de esta nota tiene  13 caracteres. La estás leyendo en barbaria.com.ar contá las letras. Quise escapar al signo malo pero fue imposible.

Lo inconexo de esta nota se debe a diversas maldiciones recibidas a lo largo de la vida. (la frase no tiene trece palabras, pero hay unas cuantas más arriba que sí).

El miedo al 13, al martes, al viernes, está lleno de diagnósticos con nombres raros, para nombrar patologías raras, o discos raros de raras y hermosas artistas, como nuestra Juana Molina.

Gracias a todos por llegar hasta acá. Por suerte no es 13 ni viernes… pero es martes.

  • Director y productor de cine y TV. Con Barbaria está volviendo al viejo oficio de la escritura.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio