[Fotogramas] Poema sobre Sátántangó de Béla Tarr (1)

Los caballos escuchan a lo lejos
las campanadas de la capilla
y pisan el agua que humedece
la tierra del campo.
Es momento de aprovechar y quitar
las raíces que dejaron los árboles,
mientras la amante espera y mira por la ventana
al tiempo que cuenta un mal sueño
de la noche anterior.
La filmo en blanco y negro,
aunque de las cortinas se desprenda
una tonalidad celeste que quizá
nos venga a anunciar algo.
De todos modos, pienso en ella y en lo sucedido,
como si las campanas no hubieran dejado nunca de sonar
y los animales aún estuvieran afuera,
perdidos en la iridiscencia de los charcos.