Prometeo / Desencuentro – dos cuentos

Prometeo

Me llaman el previsor porque facilité el fuego a los mortales. Hecho que hizo encolerizar a los dioses.  Mi hermano, el imprevisor, cayó bajo el influjo amoroso de la bellísima Pandora. Le advertí que los regalos de las divinidades traen peligros inesperados. No me hizo caso,  ella abrió la caja y desparramó una cantidad enorme de calamidades. A mí me condenó hacer un viaje en el tiempo. 

Llegué a un lugar insólito, había un señor que gritaba como poseído, miró y me expulsó de lo que llamó la cabina, sorprendido no entendí. 

Al salir encontré un rectángulo verde rodeado de un teatro, donde un coro que no cantaba, corría desaforado de un lado a otro. Sin esperarlo un señor me abrazó y dijo River, puto, para toda la vida.

Desencuentro

Piernas, brazos y cuerpos entrelazados, dedos húmedos se introducen en mi boca,

formas agusanadas se desplazan copulando. Éramos siete en la orgía, la mezcla del sudor alcohólico, sexo y transpiración incrementaban el clima. Me hundí entre sus muslos y comencé a comer su poema rosado. Busqué su cara con las manos y jugué con su pelo, que era muy suave, el tiempo se detuvo. Ella me ofreció su ostra pequeña, de coral, y yo me hundí en su humedad resbalosa; la nuca de ella se sacudía ondulada por efecto del placer, las sombras en el dormitorio se movían con ritmo paralelo a la respiración sincronizada.

¿Que hacés después de la orgía? 

—Le pregunté.

—…

—…

No volveríamos a vernos, nunca supe su nombre

  • Enemigo de las bios, Edi cuenta la suya así: “Veo alguna lágrima. Me acerco o me alejo de los acordes, las palabras que son iguales, monótonas, o mejor aún, infinitas. Yo hubiera querido que la vida siguiera para siempre. Oigo el ruido del arpa, la arrojo al suelo. Me quiso una mujer que no olvidaré; la dejé o ella me dejó. Transcurro en desorden. Veo con asombro que la luz está declinando”.

  • Dibujante, amante del café y de la tarta de frutilla. Comparte su obra en Instagram: @needlesandpins82 y Facebook: @needles82.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio