Tramas urbanas (16)

16

En la mejor película sobre Bob Dylan, no se nombra a Bob Dylan y sólo aparece una sombra de él en la toma final, cantando en bar de mala muerte y sin que nadie sepa quién es. Pasó casi desaperciba salvo para los cinéfilos, pero InsideLlewyn Davis es una obra maestra más de los hermanos Coen, y muestra los avatares de los cantantes de folk venidos desde las zonas rurales a conquistar las grandes ciudades, cuando el folk todavía era una música de gauchos. El personaje que hace el ignoto Oscar Isaacs sufre de todo, camina con su guitarra por la nieve, lo abandonan bajo la lluvia en la carretera, se encarga de un gato con el que viaja en el metro, hace música para publicidades, graba discos que nadie escucha, pelea con productores y músicos y dueños de bares que no pagan. Toda guitarra al hombro en la ciudad es una promesa de ensoñadora felicidad mientras se reniegan con las cosas de la vida que se acallan con los primeros acordes en cualquier lugar en donde esa guitarra termina. Miren sino lo que fue de la vida de Dylan, incluso en las películas en lo que no se lo nombra. (Plaza San Martín, enero 2020)

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio