Tramas urbanas (7)

13

La señora Rei Kawakubo llegó a París después de hacer su master en estética, trabajar en una agencia de publicidad y diseñar sus primeras colecciones sin haber estudiado nada de moda. Hacia finales de la década de 1970 las pasarelas parisinas estaban llenas de colores y cortes rectos. En ese momento irrumpieron un extraño grupo de japoneses, llamados Kenzo, Watanabe, Yamamoto y Miyake que forjaron junto a Kawakubo una tropa que desarmó los cánones establecidos por la alta costura europea, porque presentaron prendas de moldes marcados por la asimetría, la envoltura y el uso del color negro. “Los cuervos” los apodaron los críticos de moda de la época. El “Hiroshima chic”, los menos benévolos. Lo cierto es que Kawakubo forjó a partir del negro una nueva manera de vestir, con prendas deshilachadas, envolturas del cuerpo, descentramientos y ángulos oblicuos, puntos de apoyo diferentes, una deconstrucción que marcaba la fuerza lúdica oriental y una estética anti moda en las desconcertadas pasarelas europeas. Hiroshima chic en la peatonal. (9 de Julio al 400, mayo 2019)

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Vuelve al inicio