[cartas] Pappo a Machi Rufino

Pappo’s Blues: Pomo, Pappo, Machi

«Para que no jodas más»

Por Machi Rufino (de su muro de facebook)

Lo que voy a contar muestra como era realmente Pappo, como eran sus sentimientos de amistad, y en éste caso concretamente hacia mi.
Por la época en que tocábamos juntos con Pappo’s Blues, obviamente pasábamos mucho tiempo juntos con él y Pomo, así que llegamos a conocernos bastante, cuales eran nuestros gustos en musica etc,etc. A mí desde siempre me gustaron muchos otros estilos de música, cosa que Pappo realmente no compartía conmigo, para ser más preciso, todo lo que fuera medio jazzero, a él le interesaba poco o nada. Había una banda por aquel enton
ces llamada «Chicago», que a mi me gustaba mucho, pero como dije antes, era un gusto que no compartíamos.
Ya habíamos dejado de tocar Pomo y yo con Pappo, estabamos con Spinetta en Invisible, y Pappo habia viajado, primero a Europa, y después a USA, en uno de los tantísimos viajes que hizo, y no había contacto entre nosotros, no era época de email y demás, y ocurre que un dia me tocan el timbre de casa, preguntan por mi, y la persona que me buscaba me dice: «vengo de USA con algo para vos de parte de Pappo», mi sorpresa fue enorme, al ver que mientras me decia ésto, me daba un paquete bastante voluminoso, cuando lo abro, adentro estaba un album de Chicago con cuatro discos grabados en vivo en el Carnegie Hall de Nueva York, una edición de lujo, que ademas traía varios posters que jamás se edito en Argentina, y que por supuesto todavía está conmigo, y una carta del Carpo, (sí debo ser uno de los pocos a quien le haya escrito una carta), donde me decia:  «Acá te mando este long play la puta que te parió, asi te dejas de hinchar las pelotas con ese Chicago».. 


Lo de «Querido Tocino» era porque Pappo desfiguraba los nombres, por lo que Rufino (mi apellido) para él era «Tocino».
Luego me detallaba todos los grupos que había visto tocar, y una lista de los que iba a ir a ver la semana siguiente, y con algunos dibujos hechos por él…

Lo que me conmueve, es pensar que sin compartir conmigo el gusto por esa banda, se tomó el laburo de buscarlos, comprar el disco, (quizás estando corto de dinero), y finalmente conseguir una persona de su confianza para hacérmelo llegar…
Me produce leer esto una sensación agridulce, me divierte su carta, me entristece su ausencia.
Todo un gesto de amistad, que nunca voy a olvidar, como tantos otros…

Autor

Vuelve al inicio