[Cuestionario Fijo] Javier Bellomo: Historias ensambladas

A Javier Bellomo le gustan los pequeños relatos y los procedimientos que le posibilitan enlazarlos en uno mayor sin que pierdan su autonomía. Como muchos otros artistas, tiene la costumbre de estar atento al afuera para captar esos pequeños episodios que estimulan su pensamiento y su hacer, sean rostros, paisajes o episodios de lo más anodino. Pero esos aguijones también suelen provenir de su universo interior, como el recuerdo de las telenovelas que lo atrapaban de niño con su modelo de amor romántico. Luego de ese primer rapto provocado por el exterior y por los recuerdos, viene el trabajo con los materiales -fotografías, videos, lanas, bordados, transferencias, música, textos, entre otros-, una serie de recursos con los que juega y explora hasta alcanzar la mayor expresividad. En ese proceso la obra se arma de a retazos, con partes sueltas destinadas a integrarse a una totalidad, pero a una totalidad provisoria que más adelante se abrirá para alojar nuevos relatos. 

Javier Bellomo en el taller

¿En qué estás trabajando en la actualidad?

Estoy con varios proyectos a la vez, el de mayor peso se llama Las Luisas, un trabajo sobre el amor. La idea surgió del vínculo que tuve hasta los 17 años con las telenovelas y con una cierta idea del amor romántico, o más bien con la forma de mirar las historias a través de todo lo que pasa por ese tipo de amor. De a poco fui entrando en un bucle del cual no tengo muy claro cómo salir, ni siquiera sé si quiero salir. La mirada del amor en las telenovelas fue derivando hacia otros campos donde las actitudes, en el fondo, son muy parecidas. Estar atento a una “mirada” Luisa hizo que empiece a encontrarla en películas, libros, series, religiones, en los políticos (los personajes más Luisa que vengo observando), incluso en el día a día de la gente que me rodea. Hay un punto en que todos somos Luisa: mis vínculos son Luisa, piensan como Luisa y actúan como Luisa. Yo mismo soy Luisa. Todo se toca y vuelvo siempre a caer en la telenovela y es ahí donde me interesa trabajar.

En cuanto a los materiales no hay ninguno que tenga protagonismo. Cuando empecé quería que la obra tuviera la forma que le fuera dando el paso de los días, y en eso están incluidos los materiales. Mi camino empezó con la fotografía pero fue cambiando, cada día creo más en la multiplicidad de materiales y en la variedad de enfoques para abordar los temas antes que en seguir una línea recta. Por eso utilizo fotografías, transferencias, videos, tejidos, lanas, costuras, bordados, música, escritos, y la lista no se cierra.

¿Cómo definirías lo que estás produciendo y cuáles serían los antecedentes tanto internos a tu obra como externos que te llevaron hasta este punto? 

Tiene que ver con mini experiencias o mini relatos encuadrados en ideas generales y abarcativas. La parte me permite poder trabajar con cosas diferentes, cada mini relato es independiente aunque con el tiempo cada uno encuentre la forma de conectarse con los demás. No siempre tengo claro desde un principio la idea del todo, voy construyendo por pequeños pedazos y el todo siempre está abierto y nunca faltará una parte que venga atrasada a querer completarlo. Estoy en tres proyectos que van juntos, aunque en unos con más energía que en otros. Nunca pude estar durante mucho tiempo en una misma cosa, voy cambiando permanentemente y un día me di cuenta de que esos cambios me nutren (y ese fue el día en que logré relajarme).

Lo que traen las sombras (Genaro Perez 2019)

Me reconozco como un observador de los pequeños sucesos que el exterior me pone enfrente constantemente. Siempre estoy registrando, tomando fotos, haciendo videos, escribiendo y sorprendiéndome por cosas que pasan (la mayoría de las veces tienen una importancia muy chica). Armo muchas historias cada día en mi cabeza, algunas las llevo a otro plano en instantes y ahí es cuando voy probando, haciendo con lo que tengo, publicando. Muchas de esas pruebas luego entran en la obra, otras quedan a un lado pero van completando mi obrar.

Serie Dispositivo para juntar lágrimas

¿Cómo es el proceso de creación? ¿Tenés en claro gran parte de lo que querés antes de ponerte a trabajar, o la creación se define en el taller y con los materiales seleccionados? 

No tengo claro cuándo empiezo a trabajar, de hecho creo que nunca tengo registrado un momento concreto en que empiezo con un proyecto, soy de los que siente que siempre está trabajando. En mi caso el trabajo en arte es de 24 horas, no porque me pase las 24 horas con los materiales sino porque me paso el tiempo transfiriendo casi todo lo que pasa en mi ojo, en mi pensamiento y en mi obrar a la actividad en el taller. Los materiales también van surgiendo de a poco: se me cruzan cosas que me dicen (en vos baja, por supuesto) que las trabaje. Eso es algo que suele suceder a pesar de que parezca raro: me cruzo con algo por lo que tengo especial atracción y empiezo a tocar, a sentir y a imaginar hasta que finalmente encuentro esa transferencia. A veces voy creando a partir de materiales que ya conozco, pero en general me gusta jugar con el material y ponerlo a prueba para ver hasta dónde puede llegar. Mi trabajo se va definiendo en el devenir.

¿De qué artista o movimiento contemporáneo argentino o del extranjero te sentís cerca, o al menos lo has incorporado como un interlocutor silencioso para pensar tu trabajo?

La respuesta depende de tantas variables que nunca sé qué contestar. Suelo mirar y tomar cosas de mucha gente diversa, que pueden ser o no del mundo del arte, pero que me van abriendo puertas. Cada uno a su nivel y en su momento. Cambio la pregunta por otra: ¿Cuáles fueron las últimas 3 búsquedas sobre artistas que hiciste en Internet, los últimos 3 libros que has leído y las últimas 3 series que has visto?

Y respondo:

Libros
Los condenados de la pantalla, Hito Steyerl
Utopia Queer, José Esteban Muñoz
Un apartamento en Urano, Paul B Preciado

Artistas que vi en internet
Luis Camnitzer
Salman Toor
Abel Azcona

Series
La Veneno
Borgen
Gambito de dama


Últimas muestras
Diálogo de colecciones, Museo Genaro Pérez; Galería Ariel Jakob, Paris, Francia (individual); Jeon Gallery, Daegu, Corea del sur (individual); Grupo Mapa de vínculos, Museo de arte contemporáneo de Unquillo; (individual) y Lo que traen las sombras, Centro de Arte Contemporáneo Chateau Carreras (colectiva). Todas en 2019.
Su obra forma parte de colecciones privadas de Córdoba, Buenos Aires, Miami, Bogotá, San Pablo, México, Basel, Ginebra, Praga, Seul, entre otras.


Javier Bellomo en redes sociales
Facebook: javier.bellomo
Instagram: Javier_bellomo


Otros artistas que respondieron al [Cuestionario FIjo]

Autor

  • Licenciado en Letras Modernas y periodista cultural. También incursionó en la docencia y la escritura de guiones documentales. Publicó el libro de cuentos El fin de la intimidad, y tiene otro más inédito, además de uno de perfiles en preparación.

Vuelve al inicio