[Cuestionario Fijo] Rosario Arias Usandivaras: Mundo natural

Rosario Arias Usandivaras nació en 1979 en Mercedes, Corrientes, pero está radicada en la Ciudad de Buenos Aires. Es Profesora Nacional de Dibujo por la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón (Universidad Nacional de las Artes). Continuó su formación en la Dirección de Posgrado en Artes Visuales Ernesto de la Cárcova, donde asistió a seminarios de Ricardo Laham y Juan Astica, además de realizar clínicas de obra con Tulio de Sagastizábal y Carolina Antoniadis.

Su obra, que se compone de dibujos, pinturas y esculturas, revela un interés por la relación del hombre (principalmente de la figura femenina) con el medioambiente, por eso la presencia de la naturaleza, el agua y los campos. “… lo que estoy produciendo ahora es una obra figurativa, con un fuerte anclaje en la técnica, un toque expresionista, un toque surrealista, pero sobre todo, onírica, poética. Por momentos, visionaria”, señala.

¿En qué estás trabajando en la actualidad?

Desde un punto de vista disciplinar, actualmente trabajo en tres líneas: pintura (óleo sobre lienzo), dibujo (tinta o carbonilla sobre papel), y escultura (alambre entretejido y retorcido a mano). Me siento tanto dibujante, como escultora y pintora, es decir, no puedo encasillarme en una sola de las tres disciplinas. Desde el punto de vista conceptual, hay ciertos ejes temáticos que en este momento atraviesan mi obra bidimensional y tridimensional. Esos ejes son principalmente los árboles/bosques, el agua, y la relación entre ese medioambiente y el ser humano, centrándome mayormente en la figura femenina. Para resumirlo, diría que estoy desentrañando ese vínculo entre la naturaleza y las personas.

¿Cómo definirías lo que estás produciendo y cuáles serían los antecedentes tanto internos a tu obra como externos que te llevaron hasta este punto?

Creo que mi producción actual es resultado de un largo proceso de búsqueda y de un renacimiento. Siempre supe que quería dedicarme a esto, pero egresé de la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón” (UNA), bastante chica, y muy desorientada. La inserción en el mercado laboral me insumió mucho tiempo y energías, y luego, con la maternidad, una profunda depresión posparto me bloqueó por completo. Toqué fondo, y luego empecé un camino de recuperación. Desde lo artístico, primero de la mano de Juan Astica, Tulio de Sagastizábal, grandes maestros, y luego con Carolina Antoniadis, que me orientó en la construcción de un proyecto personal, y es hasta hoy mi maestra y referente. Y lo que estoy produciendo ahora es una obra figurativa, con un fuerte anclaje en la técnica, un toque expresionista, un toque surrealista, pero sobre todo, onírica, poética. Por momentos, visionaria. Mi obra no habla, susurra.

¿Cómo es el proceso de creación? ¿Tenés en claro gran parte de lo que querés antes de ponerte a trabajar, o la creación se define en el taller y con los materiales seleccionados?

Yo siempre digo que en mi proceso creativo primero vienen las imágenes, y después, mucho después, las palabras. Lo que quiero decir es que al principio se me vienen a la mente ciertas imágenes, de una manera totalmente espontánea, intuitiva, cuasi visionaria, imágenes cuya procedencia o significado desconozco. A continuación, selecciono los materiales y la técnica que me parezcan más compatibles para materializar la imagen en cuestión. Luego pongo manos a la obra, plasmo esa imagen. Y luego la miro y comienzo a tratar de comprender de qué va, cuál será la historia que mi inconsciente me quiso contar. Por ejemplo, en una época yo pintaba bosques que se transformaban en iglesias, esas pinturas eran una mezcla de elementos botánicos con arquitectura gótica. Eran imágenes que tenía en mente, y necesitaba pintarlas. Cuando me preguntaban por su significado, o cuando tenía que redactar una memoria conceptual, me veía en un aprieto. Recién un año después de comenzada la serie, un comentario que me hizo un familiar mirando uno de esos cuadros, me dio la clave y ahí caí en la cuenta de que esa temática tenía un origen en ciertos sucesos y lugares puntuales de mi infancia. Esa serie la titulé “Catedrales Vegetales”. Siempre estoy en búsqueda, pero lo mío es muy intuitivo.

¿De qué artista o movimiento contemporáneo argentino o del extranjero te sentís cerca, o al menos lo has incorporado como un interlocutor silencioso para pensar tu trabajo?

Siento una filiación muy fuerte con varios artistas que para mí son referentes, o parientes espirituales, por decirlo de alguna manera. Puedo citar a Karen Kilimnik, Kiki Smith, Cecily Brown, Peter Doig, Gerhard Richter, David Hockney,Gianni Notarianni,  y en la escena nacional, Carolina Antoniadis, Diana Dowek, Ana Gallardo, Max Gómez Canle, Juan Andrés Videla, Diego Ibáñez, Elena Blasco…y la lista podría seguir…


Premios y distinciones

2021: 1° Premio XLVIII Salón Nacional de Artes Visuales, Tandil (MUMBAT); 2020: finalista en XIII Premio de Pintura Bancor;
finalista en XIII Premio Banco Central; 2019: mención Arte Bancor Joven XII Premio de Pintura Banco de Córdoba; finalista en el 63° Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano en la disciplina de Dibujo; 2017: Primer Premio Adquisición Salón Nacional de Arte Textil, Palais de Glace, CABA; finalista en el XLV Salón de Tucumán para el ámbito Nacional.

Su obra integra colecciones públicas y privadas.


Rosario Arias Usandivaras en internet y redes sociales

Web: rosarioariasusandivaras.com.ar
Facebook: rosario.a.usandivaras
Instagram: rosarioariasusandivaras

 

 

  • Licenciado en Letras Modernas y periodista cultural. También incursionó en la docencia y la escritura de guiones documentales. Publicó el libro de cuentos El fin de la intimidad, y tiene otro más inédito, además de uno de perfiles en preparación.

Vuelve al inicio