Los Tortosa y su universo alado

 

Nycticorax nycticorax

Nycticorax nycticorax​, Huairavo, o Martinete común, es una especie de ave pelecaniforme de la familia Ardeidae 3​4​ ampliamente distribuida por Eurasia, África y América.

Nycticorax significa “cuervo nocturno”. Las garzas brujas reciben ese nombre debido a que salen a cazar durante la noche y temprano por la mañana y luego descansan el resto del día, y por su llamada tajante, similar a la de los cuervos.

 

 

Desde el año pasado, el concertista Héctor Tortosa y su hermana, la cantante Alejandra Tortosa, vienen componiendo canciones breves sobre aves de la provincia de Córdoba. La melodías están inspiradas en sus cantos y sus trinos, y las letras en sus leyendas y relatos. Hay canciones dedicadas al benteveo, el colibrí cometa, el caburé, la chuña de patas rojas, el carpintero real, entre muchos otros.

Por el momento, el título del proyecto es «Mainumby», nombre en guaraní del Colibrí. Lo presentaron a dúo, voz y guitarra, a través de streaming en dos oportunidades: en el auditorio de Radio Nacional Córdoba y en el Centro Cultural La Piojera. Si bien la partitura fue escrita para guitarra, soprano y cuerdas, en el futuro piensan sumar bailarines, dibujantes y fotógrafos para compartirlo y difundirlo con fines didácticos.

A su vez, también durante la cuarentena, y con la participación de la bailarina María del Mar Oyola, grabaron y editaron el video «Garza Bruja» (primero de una serie que continuará). Lo hicieron con un teléfono celular y siguiendo los protocolos de distanciamiento, ya que solo se movían 500 metros a la redonda. «Elegimos un contexto urbano para resaltar que las aves, en la actualidad, por la degradación del ambiente y por los incendios están refugiándose en las ciudades -dice Héctor Tortosa-. Como la Garza Bruja y muchos otros pájaros ahora habitan en nuestras casas, a orillas del Suquía y en nuestras plazas, nada mejor que hacer un video basado en  la leyenda de ese ave. Un ave que es hija menor de un brujo que se transforma de pájaro a ser humano y de ser humano a pájaro, y que además es la mensajera oculta de esas cuestiones que uno no se anima a poner sobre la mesa».

 


Alejandra Tortosa es cantante soprano. Como solista ha participado en diversas temporadas en el Teatro Colón, Centro Cultural Kirchner, Teatro General San Martín (Córdoba), junto a figuras como Marcelo Álvarez, Luis Lima y Darío Volonté. En música barroca y barroco latinoamericano ha cantado bajo la dirección de los reconocidos maestros Leonardo Waisman y Bernaro Illari. Integró la reconocida agrupación vocal De Boca en Boca, dedicada al abordaje de las músicas del mundo de raíz folclóricas y principalmente de tradición oral.

Héctor Tortosa es guitarrista y compositor. Autor de obras orquestales, como Mandió, un regalo de Tupá (ópera para solista y banda sinfónica) y Huayrapuca, la madre del viento (cantata histórica para coro e instrumentos). En 2014 obtuvo el Premio Internacional PAMPA por composición y residencia para banda sinfónica con su obra La llamada del trueno.

Vuelve al inicio