Paraná, historias de un río (episodio 1: El hornero)

Paraná, historias de un rio, de la factoría audiovisual correntina Payé Cine, (presente en las páginas de Barbaria desde el principio, con sus series y largometrajes) cuenta en cuatro episodios historias de gente sencilla que habita a la vera del segundo cauce fluvial más largo de sudamérica. Su director Juan Ricchieri nos cuenta sobre la génesis del proyecto:

Juan Richieri – Director

La decisión de realizar la serie Paraná Historias de un Río, surgió desde mis orígenes. Si bien estudié Cine en la Ciudad de La Plata, soy Correntino y mi barrio natal estaba en  cercanías de la costa del Río Paraná. Los  pescadores -ya sean espineleros o malloneros-  los ladrilleros e isleños, eran parte de ese paisaje de mi niñez.

La idea, además, coincidía con la esencia de nuestra productora, “Payé Cine”: de dar testimonio de nuestra tierra, el litoral argentino.

La serie Paraná Historias de un Río, que consta de 4 episodios unitarios, busca retratar a esos personajes, su modo de vida, la dureza de su oficio, sus familias, sus paisajes y sus sueños.

Decidí narrar con una cámara que no fuera invasiva, sino que observara, que fuera testigo y que no opinara, para dejarlos a ellos contar con su andar tranquilo y sencillo cómo escriben sus historias.

Cada episodio funciona de manera unitaria, independientes entre sí el uno del otro, pero están unidos, indisolublemente, por las aguas del Río Paraná.

En esta primer entrega veremos a Cristian Rodríguez y a su familia, quienes nos adentraron en el Barrio “Sol de Mayo” para enseñarnos su oficio de ladrilleros.
Cristian es un joven que junto a María, su mujer, llevan adelante su oficio de ladrilleros  para que a sus hijas Bianca y la «Sole» no les falte nada…

Grabamos los capítulos a razón de uno por semana, pero todos han requerido de una fuerte previa para poder integrarnos a nuestros personajes. Filmamos con un equipo ligero, de 6 personas y nos dimos el gustazo de realizar la serie pero también, de hacer grandes y verdaderos amigos que perduran hasta hoy….

La banda de sonido es el músico misionero, Chango Spasiuk.

Autor

Vuelve al inicio