Tramas urbanas (17)

17

El encaje fue desarrollado en Italia en el siglo XVI y se usaba para encajar dos tiras paralelas de lienzo. El encaje es un tejido aéreo, sutil, como mordiendo espacios de tela para que entre el aire. El encaje no llena, no cubre, sólo une, delimitando espacios de aire entre sus orificios. Es como una transición hacia la tela, una alternativa a la costura  que rellena sin cubrir, motea la superficie sin envolver, reviste sin exagerar. En sus orígenes, el encaje se superponía a la tela. El efecto de superposición en la piel activa el origen volátil, casi gaseoso del encaje. Cubre sin deslindar, envuelve sin arropar, airea sin desnudar. (Olmos al 100, febrero 2020)

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Vuelve al inicio