Tramas urbanas (25)

25

Hacia finales de los años 60 Roger Vadim filma Barbarella, una película hermosamente ridícula, alucinante mezcla de ciencia ficción, historieta y erotismo light con la bellísima Jane Fonda. El vestuario está firmado por Paco Rabanne, que se jactaba de golpear metales, agujerear vidrios, atar alambres y mezclar plásticos en sus diseños de ropa. La peli también vale la pena porque están Ugo Tognazzi y Anita Pallenberg, la novia que se prestaban entre los Stones. La ropa de Paco Rabanne prodigaba plástico, transparencias, cortes, ajustes y líneas rectas, encapsulando el intenso cuerpo de la Fonda de una manera pulida que destilaba un erotismo elegante y explosivo al mismo tiempo. Imaginar la ropa del futuro catapultó a Rabanne al cielo de los diseñadores de vanguardia. La cintura fina, las piernas desplegadas, los pies bien protegidos, los brazos descubiertos, el perfil aerodinámico del rostro, el cabello despeinado y los implementos de plástico, fueron el sello Barbarella signado por Rabanne. No hay nada como ver el estilo del pasado cuando era imaginado como del futuro, y comprender que sigue siendo un prodigio. (Párrafo aparte merece el hijo, custodio futurista símil SoGo).  (Rivera Indarte al 200, Marzo 2019)

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio