Tramas urbanas (26)

Siroco, Zonda, Chinook, Siffanto, Lebeche, Monzón, Mistral, Zonda, Etesio, Bayamo, Ábrego, Bise, Cierzo, Gilabar, Kosava, Puelche. Hay más de cincuenta vientos en el mundo. Hay vientos en el África que hacen desaparecer pueblos enteros (Ondatjee); el Tramontana en la Costa Brava es suave pero insoportable y vuelve locos a los desprevenidos (García Márquez); el Zonda pampeano es caluroso, el Chinook que baja de las Apalache es helado y forma estalactitas con cualquier chorro de agua; el Kosava en las planicies serbias es limpio y cristalino y deja el cielo turquesa. En la antigua Grecia los dioses del viento eran representados como seres con alas en sus cabezas y hombros. En el cofre de Cipselo, Bóreas aparece en el momento de raptar a Oritía, representado con serpientes en lugar de piernas. El viento implica lo aéreo, lo fluido, lo flotante. Si hay que correr, hay que buscar metáforas ventosas. “Hijos del viento”, dice la remera. Todo eso empuja y estimula.  (Parque de las Naciones, septiembre 2016)

Autor

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Vuelve al inicio