Tramas urbanas (29)

En El gesto y la palabra el antropólogo André Leroi-Gourhan señala la importancia de la memoria operatoria, destacando que las relaciones entre el individuo y la sociedad se plantea en forma de cadenas operatorias, en las que el progreso está sometido a un cúmulo de innovaciones, pero la supervivencia del grupo está acondicionada por la inscripción del capital colectivo. Las cadenas operatorias dependen del juego entre la experiencia mediante el ensayo  y el error, que da origen a una innovación, y la educación, que imprime la permanencia de esta innovación. Las cadenas operatorias adquiridas por la experiencia y la educación sin embargo no son automáticas, dice Leroi-Gourhan, sino un comportamiento lúcido que puede ya sea reparar una ruptura accidental en el desarrollo de la operación, ya sea llevar a la creación de cadenas operatorias nuevas. La supervivencia del dispositivo social depende del encadenamiento de la memoria operatoria en los diferentes niveles del comportamiento humano. ¡Ah, el comportamiento lúcido! ¿En qué momento se conjugaron las cadenas operatorias que unieron la educación del trayecto del cuerpo y la creación de cadenas operatorias nuevas?  (Humberto Primo al 200, abril 2019)

Autor

  • Licenciado en Letras Modernas de la UNC, fotógrafo del diario La Voz del Interior, docente en varias instituciones y de diversas materias.

Vuelve al inicio